lunes, 17 de marzo de 2008

Din Don Din

Estaba esperando el tren en el andén 2 de la estación de Atocha para ir a Cantoblanco cuando escuché por megafonía.
DIN DON DIN. Próximo tren con destino Alcalá de Henares, vía tres. Se ruega a los señores viajeros no crucen las vías de tren y hagan uso de las escaleras mecánicas.
Miré el reloj de la estación. Todavía quedaban cuatro minutos para que llegara mi tren. Por las escaleras mecánicas bajó una señora gordita que llevaba en cada mano dos bolsas de plástico llenas hasta las asas. La señora se colocó a mi lado. Suspiró. Dejó las cuatro bolsas en el suelo.
DIN DON DIN. Se ruega a los señores viajeros no crucen las vías y hagan uso de las escaleras mecánicas.
Llevaba en la estación diez minutos y el de la megafonía no dejaba de repetir lo mismo. ¿Pero quién iba a tirarse a las vías para cruzar? pensé. Y otra vez el sonidito.
DIN DON DIN Se ruega a los señores viajeros no crucen las vías del tren.
Pero qué plasta, me dije. Y venga y dale y toma y más. Qué trabajo más aburrido, la virgen. Pensé que se iba a quedar sin aire. Me tenía tan aburrida que le conté los tiempos. Tardaba cinco segundos en repetir lo mismo.
DIN DON DIN Próximo tren con destino Alcalá de Henares va a efectuar su entrada en vía tres. Alcalá de Henares, vía tres.

La señora de las cuatro bolsas, que estaba a mi lado, levantó la cabeza y miró los marcadores informativos. Se sobresaltó. Miró el túnel de la vía 2 y 3. El tren no había entrado aún.
La señora aferró las cuatro bolsas de plástico y ante la estupefacción de todos nosotros, cogió aire y se tiró a las vías. Las luces del tren con destino Alcalá de Henares se vieron al fondo del túnel.
El hombre de la megafonía hablaba tan seguido que olvidó cerrar el canal y se escuchó alto y claro en toda la estación de Atocha:
¿Pero tú estás viendo a esa hija de puta? Llevo toda la mañana aburrido diciendo: No crucen las vías del tren, no crucen las vías. Y va la cabrona y las cruzas. La mato, tío. La mato. Sino lo hace el tren bajo y me la cargo.
La señora al escucharle se quedó paralizada en mitad de la vía durante unas décimas de segundo. Al fondo se escuchó el silbido del tren. La mujer lanzó las bolsas al andén tres, se arremangó la falda, apoyó las manos en la línea azul. Varios brazos le ayudaron a subir. El tren hizo su entrada en la estación.
La música de la megafonía volvió a sonar.
DIN DON DIN Próximo tren con destino Alcalá de Henares en vía tres. Se ruega a los señores viajeros que por favor, si quieren seguir vivos no sigan el ejemplo de la señora que ha cruzado las vías 2 y 3. Gracias.

12 comentarios:

Enrique Páez dijo...

DIN DON DIN, Mamá, como vuelvas a cruzar por las vías, te ato otra vez a la viga de la cocina.

Bea dijo...

DIN DON DIN, se informa al señor Enrique que su mamá es un peligro público y que casi se queda sin comida y sin mamá :)

Mi vida en 20 kg. dijo...

DIN DON DIN ...Hola Bea, gracias por tu visita, te leere entera y con calma...un gran saludo para ti..DIN DON DIN

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

jajaja Din Don Din, se ruega repetir historias tan buenas como ésta ;)

besos.

Bea dijo...

DIN DON DIN "Mi vida en 20 kg" bienvenida al blog y un saludillo.
DIN DON DIN Fernando, a ver como salen otras historias. Espero que no salpique la sangre, que luego es un asco recogerla ;)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué bueno. Oigo esa información varias veces a la semana. La odio.

Anónimo dijo...

¡Qué bueno!
Me ha recordado tus relatos del taller, que siempre te dejaban con una sonrisa en los labios.

Un beso,
Carmen Cuevas

Bea dijo...

Pedro: gracias. Si estoy ocntigo el sonidito ese debería ser algo variado, la verdad.

Carmen: gracias también. ¿Ya tiene título tu novela?

Anónimo dijo...

Gracias Bea. Todavía no tengo título, pero el libro ya tiene algunas hojas más.
No me gustan los libros largos, así que ya están casi las dos terceras partes. Y el final también lo tengo decidido, voy a matarles a todos...y casi que lo voy a decir desde el principio, para que nadie se lleve a engaños.

Otro beso,
Carmen

Bea dijo...

Carmen, eso de matarles está bien, que sino los personajes se atrincheran en la mente como fantasmas. Besos

Emilio dijo...

MADRE DE DIOSS!!
MIra niña me pongo malo con esas cosas. Sabes en RENFE debia de ser como la DGT.
Tendria que pasar las fotos que tengo de la gente atropellada y ponerlas en las VIAS de las estaciones xq no es normal que la gente se crea que a ellas no les pasara nunca.
Ya sabes lo malo que me pongo con estas cosas, como no parar en los pasos a nivel.

Quien lea esto... Ya fui a varios atropellos de animales y de otras cosas, y no veas lo que se tarde en recopilar todos los trozos de carne de la via. Y con una pala quitando de los bogies del tren
Por favor no pasar por las VIAS!!!

Bea dijo...

Emilio: que mal cuerpo se me ha puesto leyendote. Me estoy acordando ahora de lo que me contaste. Que mal cuerpo.
Que no crucen las vias, por favor.