viernes, 18 de abril de 2008

Fe


Leyendo la última candidatura de la ciudad más bizarra, dedicada a México, me acordé de una tarde calurosa en Oaxaca.

Para protegerme del calor asfixiante entré en la iglesia del poblado de Santa María del Tule en Oaxaca, México. Allí encontré un cartel escrito a mano encima de la pila bautismal, que decía:

"fabor de no vever el agua"

Así que ni la probé. Me senté en la última fila de bancos de la iglesia para descansar con la mirada perdida en un San Juan con rasgos aztecas. Solo estábamos una señora rezando y yo hasta que entró una pareja de indígenas descalzos.

Él se retiró el sombrero y se santiguó. Ella clavó una rodilla en el suelo y se santiguó también. La mujer cargaba a sus espaldas un bebé dormido sujeto por una gruesa tela de vivos colores. Se acercaron al San Juan Evangelista. Ella encendió una de las velas que había junto al Santo, mientras él se santiguaba una y otra vez.

El cura les vio desde la puerta de la sacristía y caminó hacia ellos. El sonido de lata vacía de la suela de madera de sus zapatos resonaba por toda la iglesia. De un soplo apagó la vela que había encendido la mujer. Les señaló un cartel que ponía “50 sentimos”, y les recriminó su conducta:

-Para platicar con Diosito hay que poner la moneda a la vela.

El hombre arañó bajo su poncho y sacó una moneda. Y allí quedaron los dos, arrodillados ante la vela con la cabeza del bebé colgando a la espalda de la mujer.

Y yo salí de allí, no fuera a ser que me multara por usar el banco sin fe cristiana.

14 comentarios:

fernando dijo...

VAya iglesia !!!! parecía un supermercado con precios y todo. Un beso.

Fabio dijo...

No te digo? el día que se les ocurra una cabina telefónica con llamada directa a dios, vaya a saber que te facturan!
Dios se apiade de aquéllos que no tienen ni cinco centavos...

Mi vida en 20 kg. dijo...

No se si responder lo de Mexico o lo de la iglesia...pero creo que no solo en Mexico pasa eso, ya vemos como estan las cosas a nivel cristiano...mejor me callo, mira que me da por rescribir de mas y eso que soy catolica.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Yo hubiera bebido: por contestación y gramática.
Besos.

moderato_josef dijo...

jajaja "vever" por "beber". el cura era un poco burrito. UN post entrañable que me ha hecho enternecerme con la familia. Saludos!

Anónimo dijo...

(*) Resulta que muchos de esos curas nunca podrán curar nada y siempre querrán aprovecharse del prójimo.

Hiciste bien en salir porque ya iban a decirte que sacaras dinero de la cuenta de tu banco para donarlo a la cuenta del banco sin fe cristiana que ellos mantienen en una sucursal del infierno (no por nada el Papa acaba de ir a USA para pedir ciertas facilidades crediticias (¿limosnas?) para el Vaticano, a cambio de lavarle el rostro a cierto presidente).

En cualquier caso, ya para ti haber padecido una anterior multa por un coche "mal" estacionado habrá sido suficiente, ¿no?

Gracias por el hermoso y radical poema de Ángel González. Tal vez sepas del disco de Pedro Guerra, "La Palabra en el Aire",en donde musicalizó poemas de ese autor, que incluye además intervenciones del mismo González diciendo sus poemas. Íntimamente humano, humanamente íntimo.

Bea dijo...

Fernando: un supermercado pero de los caros. :) Besos.

Fabio: jejeje. Uf! pues dale ideas, que verás como son capaces. A lo mejor ya tienen hasta el blog de Dios.

Mi vida en 20 kg: la cosa está calentita. Sí, imagino que esto ocurre en muuuchos sitios. Un beso.

Pedro: jejeje. Pues no hubiera estado mal, porque tenía una sed. Besos.

Anónimo: jeje. Pues sí, yo ya he pagado mi deuda con la supermulta del coche.

Conocía el disco de Pedro Guerra. Me llamó la atención la foto de la portada con los dos mirándose con los brazos cruzados.

Bea dijo...

moderato_josef: era un bruto. Ya a esa familia es a la que tendrían que santificar. Saludos.

SOMMER dijo...

Lo cojonudo de todo esto, querida Bea, es que los indígenas pensarán que acabarán en el cielo de tanto rezar.
A vueltas siempre con lo mismo. La iglesia tocando las bowlins.

Abrazos

botijo de oro dijo...

Después de lo que hace con bes y uves, lo de la pila no era agua bautismal... hiciste mal de no probar :))

Lara dijo...

El otro día, en el sitio ese del bacalao donde cuentan que se fundó el PSOE, ese que está casi llegando a Sol, a la derecha, había un cartel escrito a mano que decía FAVOR DE NO POSAR LA PARED...
Lo que te digo, el bacalao cuando sienta mal es lo que tiene, que te sube por las paredes:-DDD
Besos mil y cuidado con las crecidas!

TWO dijo...

Menuda paradoja; ¿verdad?
Qué precio tiene la fe: una moneda de 50 céntimos.

Nut

Enrique Páez dijo...

En la catedral de Quito leí una pintada que decía: "Entré a comulgar, tenía hambre".

Bea dijo...

Sommer: sí, es una historia circular. La iglesia pone los santos, y se reza y se da limosnas a la iglesia por esos santos que hacen milagros porque dice la iglesia....
Qué manera de enredar, y de tocar las narices. Abrazos.

Botijo de oro: de verdad que a veces me arrepiento de no haber vevido. ;)

Lara: jajaja. Qué bueno guapa. Mañana voy a pasar por allí, así que lo leeré. Besotes.

Two: uy, y por el precio de un coche te santifican. Un saludo.

Enrique: qué fuerte. Esa frase deja la piel de gallina. Un beso.