martes, 29 de enero de 2008

Huevas, larvas, pupas y adultos


El mosquito tiene un cerebro pequeño, si. Pero tan potente que le permite reaccionar con rapidez ante una amenaza, evitar choques con objetos, reconocer formas o localizar sangre para alimentarse. Es tan poderoso que en Orlando, a cincuenta millas al oeste del Centro Espacial Kennedy y de Cocoa Beach, hay una plaga de ellos. Entre 0.7 y 1.3 millones de huevas de mosquito por acre esperan a convertirse en adultos. Todo un ejército que aumenta en número con los huracanes, el calor, las aguas estancadas y las lluvias. En verano, uno no puede abrir la ventana de casa sin que le asalte una nube de mosquitos portadores del virus del Nilo. Y si uno de esos cerebros diminutos huele el miedo en la sangre y te dispara; te convertirá en griposo, o en mutante con cerebro inflamado.
Y así se entiende, que en Florida, con el cerebro irritado salgan leyes absurdas:

-Se prohíbe a las mujeres solteras saltar en paracaídas los domingos.

-Si un elefante es atado a un parquímetro, la tasa de parking debe ser la misma que si fuese un vehículo.

-La única posición legal para el coito es la del misionero.

-No se pueden tirar pedos en lugares públicos después de las 6 p.m. de los jueves.

-Es ilegal besar los pechos de tu mujer.

-La condena por robar caballos es la muerte en la horca.


En Orlando está Emilio Guzmán soplando las treinta y poquitas velas de la tarta de cumpleaños. Perdí la cuenta de cuantos poquitos son. No creo que haya invitado ni a Micky Mouse, ni a los mosquitos mutantes, ni a mariposas, que también hay mariposas en Orlando. La más famosa es Theresa LePore, alias Madame Butterfly. La artificie de las engañosas papeletas mariposa. En las que 7.000 votantes demócratas se equivocaron y marcaron por error el casillero del ultraderechista Pat Buchanan. No todo iba a ser Walt Disney en Orlando.


Feliz cumpleaños Guzmán. Nos vamos a tomar unas cañitas para celebrarlo. Cuando vuelvas te tiraré de las orejas que ahora con el mar por delante no me alcanza el brazo. Que si no…

3 comentarios:

Emilio dijo...

Pues si que existen leyes tontas la verdad.
Tengo ganas de ir a EEUU para poder visitarlo y saber como es...
Y mira que tengo una tirria que no veas, pero seguro que en un pais tan grande debe existir sitios cojonudos.
Yo ya felicite a Emilio, le pille justo cuando se iba a desayunar, de los primeros...
Emilio haz fotos y mandamelas, saca tiempo de donde no lo tienes...

Bea dijo...

A mi New York me sorprendió, me gustó. Pero no me muero de ganas por visitar el resto del pais.

Emizeuz dijo...

gracias por las felicitaciones a todos...

Nueva york es impresionante
el resto del pais, no mola tanto
pero se puede comprar a buenos precios ciertas cosas...
aunque eso si, solo si el dolar esta bien al cambio