jueves, 16 de septiembre de 2010

Así fue el 32 Congreso Internacional de IBBY

Acabo de regresar de Santiago de Compostela del 32 Congreso Internacional de IBBY. Toda una experiencia. Allí me encontré con amigos como Antonio Rodríguez Almodóvar con el que nos fuimos a tomar una mariscada la primera noche para celebrarlo.

Lo he disfrutado mucho pero también fue algo agotador. Porque las conferencias se seguían unas a otras y solo quedaban tres descansos, al día, de media hora cada uno para tomarse un café y un croissant (por cierto, qué ricos estaban). De las conferencias quiero dejar dos citas que me gustaron especialmente. Una es de Teresa Colomer y la otra de Manuel Rivas:

"Es necesario también literatura mediocre para la formación literaria y lectora de los niños". Teresa Colomer.

Pie de foto: "Tres culturas"

De derecha a izquierda: Beatriz Montero (España), Anne Pellowski (USA), Swati (India)


"El cuento tiene tanto poder de insurgencia que transforma incluso las teorías del cuento en cuento". Manuel Rivas.

Mi ponencia: "Bebecuentos, esos grandes olvidados" se celebró el domingo 12 de septiembre después de la ponencia de Eva Mejuto "Los cuentos del camino". La sala estaba al completo. Fue toda una experiencia. Lo mejor fue recibir los aplausos y las felicitaciones sobre todo de gente que no conocía.

Fue un reencuentro con amigos Pep Durán, Elsa, Rocío, Esther, Ana, Luisa, Isabel Benito, Javier Sobrino, Joel Franz y nuevas amistades con gente maravillosa como Paloma Sánchez, Susana Notti, Jesús Díaz, Margaret, Elisa, Sara, Rian, Ingrid, Eva, Linda, Patrick, ZsuZsanna, Farzaneh, Anne Pelowski. También conocí personalmente a Soledad Felloza, otra narradora de cuentos y actriz como yo, que nos acompañó en el Congreso y nos llevó a los lugares más representativos de la noche de Santiago (gracias, guapa).



Premios:

Los Premios Andersen de 2010 fueron para el autor británico David Almond y la ilustradora alemana Jutta Bauer.

La entrega del Premio Ashai de Cooperación Internacional fue entregada al autor Jordi Sierra i Fabra por el programa Taller de letras que su Fundación lleva a cabo en Medellín.

Dentro de la Lista de honor estaban los españoles:

• Agustín Fernández Paz, “O único que queda é o amor”, Ed. Xerais, 2007.
• Elia Barceló, “Futuros peligrosos”, Ed. Edelvives, 2008.
• Gusti, “L’elefant encadenat”, Ed. Serres, 2008.
• Josep M. Fonalleras, “Les galetes del Saló de Te Continental”. Ed. Cruilla, 2007
• Rubén Ruiz, “Anekdotak”, Ed. Pamiela, 2008.

Si tuviera que poner alguna pega diría que lo peor fue esperar el autobús 6 que nos llevaba al Congreso. Si lo perdías estabas condenado a esperar media hora más. Otra cosa que llamó la atención fue los pocos stands de literatura española que había en el Congreso. Estaba muy bien representada la literatura gallega y había unas cuantas mesas con algunas bibliografías de autores de literatura infantil y juvenil como el catalán Jordi Sierra i Fabra (que a los extranjeros se les enredaba la lengua al pronunciarlo) o el valenciano Carles Cano, entre otros. Pero allí solo estaba el 10% de la parte más representativa de la literatura infantil y juvenil de España. Con las editoriales pasaba lo mismo. En España hay 3.000 editores de ellos más de 200 son de literatura infantil y juvenil. Allí solo estaban presentes SM, Edelvives, y las editoriales gallegas (estas últimas, las gallegas, era las únicas que tenían varios stands y paneles con las portadas de libros y fotos de autores gallegos por todo el congreso). El porqué de esta diferencia no lo sé, pero llamaba la atención y era comentado entre los asistentes del Congreso: españoles y extranjeros.

En cuanto a punto de ventas, solo estaba el stand de una librería que en los momentos de descanso estaba hasta arriba de gente. Por cierto, mi libro "Los secretos del cuentacuentos" se agotó y eso está más que bien.

Más información sobre el IBBY pincha aquí.

2 comentarios:

100 millones de visitad dijo...

¿Y las ancas de rana en María Castaña? ¿Y la cena en el pazo de San Lorenzo?

Beatriz Montero dijo...

Es verdad, qué rico. Recomiendo que vayan a cenar a estos dos sitios. El primero mucho más económico que el segundo.