viernes, 15 de mayo de 2009

Cinco minutitos más

Foto de Garpie
De camino a casa, por la autopista, en la curva entre La Orotava y Santa Úrsula hay una casa amarilla con ocho balcones que dan al mar. Está rodeada de un jardín muy grande con una valla publicitaria baja al fondo. Lo curioso es que la valla no publicita nada, solo tiene una frase con letras negras sobre el fondo gris del metal. Se nota que es el propio dueño o dueña quien coloca cada semana una frase nueva.

La casa y el jardín dan al mar y a la autopista, como decía, y solo si se va conduciendo se puede ver la frase de la valla. A mí se me queda pegada en la mente como restos de caramelo rechupado y no dejo de darle vueltas a las palabras hasta que llego a casa. Ese debe ser el objetivo, digo yo, reflexionar en la frase. Y también pienso en la castaña que me voy a pegar con el coche por estar pendiente de leer la frasecita. La semana pasada fue: “Ya eres lo que siempre quisiste ser”. Y esta semana ha cambiado a: “Cinco minutitos maaas”.

Sí, sí, cinco minutitos más en la cama.
Cinco minutitos más. Que no me cierre la tienda, por favor.
Cinco minutitos más de sol, que esperen las nubes.
Cinco minutitos más de agua calieeente.
Cinco minutitos más para vaguear, ¿puede ser?
Cinco minutitos más para pintarme, ¡qué ya voooy!
Cinco minutitos más de batería en el portátil que estoy acabando de escribir...
Cinco minutitos más en el carril izquierdo.
"¡Ay, cinco minutitos más!”, me digo al llegar a casa.

13 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En cinco minutos puede pasar toda un mundo...

Enrique Páez dijo...

Me voy a comprar pan dentro de cinco minutos.

José Montero dijo...

Por favor espere cinco minutos que ya voy...

Bea dijo...

En cinco minutos vuelvo. ;)

moderato_Dos_josef dijo...

cinco minutos son una eternidad!

Tiburcio Samsa dijo...

Mi hijo tenia tres anos y medio y algunas mananas de sabado irrumpia en mi dormitorio a horas en las que nadie deberia irrumpir en dormitorios ajenos.

- Papi, despierta.

- Cinco minutos mas- suplicaba yo, mostrandole los cinco dedos de la mano.

El reflexionaba un momento y, mostrandome tres dedos me decia: "Tres minutos".

Belén dijo...

Pero si es que son super importantes esos cinco minutos!!!!!!!!!!!

Besicos

juanjo dijo...

¿No será un monasterio zen la casita esa?

leo dijo...

Síííí, quédate cinco minutitos másssssssss.
¿No tienes mucha curiosidad por saber quién escribe esas frases, tantas como para investigarlo de verdad? Jo...
Un abrazo.

Una ET en Euskadi dijo...

o LO PEOR: 5 minutos más pensando en estos 5 minutos y te "estrolás" contra otro coche..
Pero me parece muy original de parte del dueño, yo hago lo mismo con mis vecinos: una semana es "BAJEN LA MUSICA", otra es "NO GOLPEEN LAS PUERTAS" y todo así. Perono es lo mismo, no...

Arcángel Mirón dijo...

Yo puedo alardear de una cosa: me maquillo en menos de cinco minutos. Sombra, delineador y rímel.

:)

Carmen dijo...

Me encanta la idea del dueño de la casa, pero ... ¿no será peligroso? Es que yo en cuanto cojo el volante me transformo en un robot que no se salta ni una norma. Menos mal que cojo el volante pocas veces.
Cinco minutos para pasear en bici, para mirar carteles en las casas, para observar hormigas.
Muchos besos

Bea dijo...

Moderato: lo que se puede hacer en 5 minutos.

Tiburcio: ya tengo ganas de conocer a tus peques. Que la última vez que los vi eran bebés. A ver si cuando vuelvas coincido con ellos. Besos a la family.

Belén: estoy contigo, son muy importantes. Besos.

Juanjo: lo que me reí al leerte. Jeje. Quién sabe...

Leo: si te digo la verdad, esa es la tercera cosa en la que pienso cuando lo veo: "Tengo que ir a visitar esa casa". Abrazos.

Una ET en euskadi: jeje. Pues casi que no va a ser lo mismo. Besitos.

Arcángel mirón: eso de pintarse en cinco minutos me parece toda una proeza. Besos.

Carmen: algo peligroso si que es, esos carteles tienen un imán que no puedes evitar mirarlos. Besitos.